Back To Nintendo
  CAPTAIN NOVOLIN
 


                                                  Captain Novolin (Víctima: Super NES)


                                         


Cuando pensaba que ya lo había visto todo en lo que a juegos putrefactos se refiere tras probar especímenes de la talla del Conan, el Superman 64 o el Where's Waldo? entre otros, cuando creía que nunca más me encontraría un juego que incitara en mí unas terribles ganas de borrar la ROM de mi ordenata y acto seguido ponerme una pistola en la boca por desperdiciar tiempo valiosísimo de mi vida de esa forma, cuando imaginaba que un grupo de programadores a los que se les paga una buena suma por crear algo medianamente potable no podía caer más bajo que los responsables de las abominaciones anteriormente citadas... voy y descubro que estaba equivocado, que se pueden hacer las cosas muchísimo peor, tanto que en esta ocasión no me entran ganas de ponerme la pistola en mi propia boca, sino en la de los responsables de que este señor mojón exista en nuestro universo. Pensándolo mejor, creo que voy a tirar la pistola por el báter y me voy a comprar un lanzagranadas. Como seguramente no les quepa en la boca, se lo voy a meter por donde la espalda pierde su nombre a estos hijos de la gran Utah. Es lo menos que puedo hacer para compensar a la humanidad de tamaño mal trago.


Captain Novalená..... perdón..... Novolin, es la cosa más casposa, repulsiva, vomitiva, despreciable, infumable, perruna, asquerosa, guarra, putamierda...... paro, que me estoy calentando...... que he tenido ocasión de probar jamás. Me lo recomendó un fiel seguidor de la página para que lo pusiera a caldo en vuestra (nuestra) guillotina favorita y tened por seguro que lo pienso hacer. Eso sí, el mal rato que he pasado jugando a esto no me lo quita ya ni Megane Fox pidiéndome que pase una noche a solas con ella. Y todo por tu culpa... Eddy. xD


Voy a enumerar las cosas buenas (sí, alguna hay) de este pseudo-programilla para así acabar antes y pasar directamente a las cosas malas, que ésas sí dan para escribir una nueva Biblia o la segunda parte de El Quijote. Para empezar, de entre los tres idiomas que dan a elegir, uno de ellos es el español. Eso sí, de vez en cuando el juego mete unos cantazos de traducción impresionantes, sobre todo debido a la extraña manía que tienen los médicos que aparecen por allí de tratarnos de usted y de tú al mismo tiempo (abajo tenéis una imagen que refleja fielmente esto que describo). No es la primera vez que veo errores de este tipo cuando incluyen a nuestra querida lengua centenaria en un cartucho de videojuegos, por lo que si no fuera porque en aquella época dudo mucho que existiera, juraría que los programadores echaban mano del traductor de Google para salir del paso. Para esto mejor dejarlo en inglés, que ahí bien que no os equivocáis... hijos de perrilla.


Otro aspecto positivo de Captain Nomola..... perdón otra vez..... Novolin, y el último por cierto, es que en líneas generales los gráficos no están nada mal, con un personaje protagonista de tamaño considerable y unos fondos y colorido decentes. Eso sí, los enemigos, que comprenden desde bolsas de patatas hasta vasos de refrescos y rosquillas de un tamaño que ya los quisiera para él Homer Simpson, son cutres de pelotas. Aquí no se han calentado mucho la sesera. Bueno, ni aquí ni en el resto del juego, que apesta más que los calzoncillos del Chavo del 8. Efectivamente, ahora viene lo malo... que no es poco.


Vayamos por partes, como dijo Jack The Ripper. Empecemos por el sonido, o mejor dicho, por el simulacro de sonido que tiene este juego, que también podría entrar perfectamente en la categoría de simulacro, por supuesto. Escuchar la música de Captain Miguelín..... ¡otra vez! ¿por qué me equivoco tanto?....... es como si una banda de mafiosos nos encerrara en un cuarto y nos obligara a escuchar el último disco de Justin Bieber desde la primera canción hasta la última (es decir, desde la número 1 hasta la 3, porque siempre canta las mismas el puto niño). Bueno, quizá me he pasado un poco... con la música del juego, pero que es mala de narices eso es indiscutible. ¿Los efectos de sonido? Mis ronquidos suenan mejor que lo que se puede escuchar aquí, así que...


La jugabilidad..... ¿¿La jugabilidad??....... ¡Ja, je, ji, jo, ju, estás hecho un cachondo, penumbrilla! Vamos a dejar el concepto jugabilidad para otros cartuchos que lo merezcan y vamos a denominar lo de este juego simplemente como manejar al capullo que se cree Superman (o MACQSCS, que queda más abreviado). Como decía, la MACQSCS de esta cosa se reduce a: esquivo al refresco/rosquilla/bolsapapas/loquecoñosea gigante de un salto o lo aplasto... saltándole encima y pulsando ABAJO en la caída. Qué buenos son estos programadores, que nos facilitan el trabajo que no veas... Lo gracioso de todo esto es que es más fácil que el enemigo de turno nos impacte antes de saltar sobre sus enormes hechuras andantes, y si decidimos saltar para esquivarlo lo más probable es que él también salte y nos golpee igualmente. Lo dicho, gracias señores programadores por hacer nuestra vida un poco más sencilla...


Al principio del juego y entre fase y fase (sólo me he pasado 2, no creáis que he llegado más lejos: no tengo tanto estómago) se nos dan unos consejos sobre la Diabetes (que es el tema principal mediante el cual gira todo el cartuchito) y cómo se debe tratar o qué alimentos hay que tomar para lograr controlarla. Estos consejos son una chorrada más evidente que decir que la Tierra es redonda o que si te metes en el mar te mojas, pero había que rellenar espacio de alguna manera, ¿no? Otra chorrada monumental es la necesidad de "injectarnos" un determinado nivel de insulina o glucosa en ciertos momentos de la partida. Aquí, directamente, no he tenido ni puñetera idea de lo que había que hacer, así que he presionado botones al azar y a tomar por culo. Por cierto, y volviendo al tema de los alimentos, en las fases hay desperdigados por los escenarios plátanos, tostadas, fruta y demás alimentación sana que, honestamente, tampoco sé para qué coj... diablos sirve. Si alguien lo sabe... que no se moleste en decírmelo, porque tampoco me interesa.


Las fases... pues qué puedo decir... que son cortas, cortísimas, más que el palmarés de Feliciano López. Mejor, pues ya de por sí son un muermazo de proporciones épicas, como para que encima fuesen kilómetricas... Que maltraten psicológicamente a otros, que nosotros tenemos ya el culo demasiado pelao en lo que a videojuegos se refiere como para que nos hagan esto.


No tengo constancia de que este juego llegase a Europa, es más tampoco de que pisara tierras niponas. No en vano, la única ROM que he podido encontrar es la americana. De la que nos libramos, pues, europeos y japoneses... A los americanos les acompaño en el sentimiento, ellos no corrieron la misma suerte.


En resumen, una castaña pilonga de juego y un auténtico insulto para los que padecen Diabetes. Se podría haber hecho algo más decente para enseñarnos cosas sobre esta enfermedad y divertirnos a la vez, pero los programadores decidieron tirar por el camino más fácil y se sacaron del mangote uno de los peores cartuchos que existen para Super NES. Seas diabético o no, evítalo cueste lo que cueste.



                              

                               ¡Mis "hojos"...! ¡¡¡Mis "hooojooooooos".....!!!



                              

                             Lo dicho: N.P.I. de lo que hay que hacer aquí...



                              

                                          "Bonitas piernas, paquetito"



                              

                                 Créeme: es lo mejor que te puede pasar





                                                                                                                      
                                                                                  
                                                                                                    PENUMBRA



 

 
  Hoy había 13 visitantes (66 clics a subpáginas) © backtonintendo.es.tl  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=