Back To Nintendo
  Guía
 



Una vez conocidas las características básicas del juego, es hora de acompañar a Rock por enésima vez en su cruzada contra el mal. Así pues, encended vuestras Game Boy, dadle a START y preparaos para fundir un poco de metal. Como en todo buen Megaman, podréis elegir el orden de Robomasters que queráis. Yo sin embargo os sugiero el siguiente trayecto, pues me parece el más idóneo para concluir con éxito vuestra peligrosa misión.




                                




-  Iceman:
  A diferencia de su homónimo de 8 bits, tanto la fase como el Iceman de Game Boy son mucho más fáciles de batir, es por eso que yo siempre empiezo por aquí cada vez que inicio una nueva partida. Después de esta aclaración, prodigamos.



                        



Empezaréis la fase en el exterior, y los primeros enemigos que os incordiarán son los Blader (o Bunby Heli, como son conocidos en Japón), los cuales por cierto no son tan cansinos en este juego, y eliminarlos tampoco os costará tantos disgustos. Luego bajaréis por la escalera del final, llegando a una pantalla con varios Suzy y una Cápsula Gigante, que no creo que os haga mucha falta a estas alturas. Tras bajar por la escalera de la izquierda, llegaréis a una pantalla con el suelo recubierto de pinchos, por lo que no os quedará más remedio que saltar por las plataformas heladas que hay suspendidas en el aire (no estéis mucho tiempo sobre ellas porque se derriten), a la vez que esquiváis más Blader. Al final de la pantalla, y tras ajustar cuentas con algún que otro Suzy y algunos Scworm, subiréis por la escalera que hay allí. Os va tocar ahora superar dos pantallas que parecerán complicadas al principio, pero que con la práctica os resultarán pan comido: en la primera deberéis subiros al borde izquierdo de la plataforma que hay encima de la escalera y esperar a que caiga del techo un gran trozo de cristal. Cuando caiga, subiros encima y esperad a que caigan otros dos pedazos más del techo, a los que deberéis subiros para alcanzar la escalera de la izquierda (cuidado con los pinchos del suelo). En la siguiente pantalla, más de lo mismo: esperad a que caiga otro gran trozo de cristal del techo y acto seguido subiros a él para alcanzar las plataformas de arriba. Esquivad los dos cristales que caerán sobre ellas y subiros a un tercero que se generará después, y que os ayudará a sortear el suelo plagado de pinchos y llegar a la escalera. En la siguiente pantalla os espera un Big Eye, la máquina saltarina de un sólo ojo que tantos dolores de cabeza nos ha dado siempre en el juego de NES. Avanzad rápidamente hacia la izquierda de forma que el Big Eye no os golpee en el salto y subid rápido por la escalera (sí, no merece la pena hacerle frente). De aquí al final, varios barrancos que obviamente deberéis saltar, además de un Sniper Joe, un Blader y algunos Scworm dando la lata, todo eso antes de llegar hasta donde se encuentra Iceman… por fin.




                       



Bien, listos para luchar contra el Iceman más sencillo de la historia. Y es el más sencillo porque sus disparos helados, a pesar de seguir haciendo muchísimo daño, vienen mucho más separados los unos de los otros, por lo que esquivarlos no os costará ningún esfuerzo. Una vez que hayáis terminado con Iceman para siempre, obtendréis el primer arma del juego: el Ice Slasher.




                       




-  Fireman:  Otro que también ha salido un poco perdiendo en esta adaptación para Game Boy, por lo que sin duda debería ser vuestra siguiente opción tras vencer a Iceman, y no sólo porque el arma del hombre de hielo sea su punto débil… Pero naturalmente primero hay que recorrer la fase de turno antes de plantarle cara.



                       



El comienzo de este mundo se caracteriza sobre todo por una destacable presencia de Suzy de un solo ojo que van de aquí para allá. Unos cuantos disparos para cada uno y ya no volverán a dar el coñazo. Más tarde llegaréis a una pantalla con varias plataformas separadas unas de otras por pequeños lagos de fuego que acabarán con vosotros al instante si caéis por ellos. A ello hay que sumarle la caída constante de bolas de fuego del techo, los lanzallamas que hay en el suelo y la presencia una vez más de un Sniper Joe y de los molestos Blader, por lo que estamos ante un tramo bastante complejo y por el que tendréis que andar con pies de plomo si no queréis sufrir un percance serio. Un par de pantallas después llegaréis a una zona plagada de Changkey Makers la mar de inoportunos. Si tenéis a mano el Ice Slasher (espero que sí) congelad a estos engendros mecánicos y luego rematadlos con vuestro disparo. Tras pasar una mini-pantalla con lagos de fuego y Sniper Joe incorporados, llegaréis a un tramo con tres Screw Drivers, un lanzallamas en la pared de la derecha y una plataforma con una Cápsula Gigante, a la que sólo podréis llegar congelando el lanzallamas con el Ice Slasher y a continuación subiéndoos a él para alcanzarla. Esto hacedlo solamente si vais escasos de energía, pues tampoco es plan de derrochar el poder de un arma que nos puede servir para más adelante. Después de esto, más lagos de fuego, más lanzallamas, más Suzy, más Screw Drivers, más Blader, más Changkey Makers, dos pantallas por las que corre fuego por el suelo (el Ice Slasher va a ser vuestro mejor aliado aquí)… y si lográis sobrevivir a este asedio de enemigos y situaciones peliagudas, Fireman os estará esperando en su guarida. Genial…



                       



Por suerte, y como ya remarqué al principio, este Fireman también dista mucho de su clon NESero. El lanzamiento indiscriminado de bolas de fuego al que nos sometía en la versión 8 bits aquí no se da, ya que irá lanzando las bolas cada dos segundos, por lo que tendréis tiempo de sobra para esquivarlas y dispararle tres o cuatro veces seguidas antes de que vuelva a atacar. No es muy difícil destruirlo con el disparo normal, pero si tenéis algo de prisa usad el Ice Slasher y veréis qué pronto cae. Una nueva fase terminada… y un nuevo arma para la colección: el Fire Storm. Espero que tengáis licencia…



                       




-  Cutman:  El androide de la enorme tijera en la cabeza sí ha salido ganando en esta adaptación para la gran portátil de Nintendo, pues aquí es mucho más resistente a vuestros disparos y mucho más peligroso. Pero no adelantemos acontecimientos, porque para llegar hasta él tendréis que recorrer antes la fase de rigor, que tampoco es que sea un camino de rosas…




                      



Los primeros enemigos con los que os vais a topar serán los escurridizos Cutting Wheel y los amenazantes Screw Drivers. De estos últimos hay varios colgados del techo, por lo que os aconsejo que paséis completamente de destruirlos, ya que es imposible apuntarles dada la altura del mismo, y que simplemente os centréis en los que están en el suelo. Por cierto, por allí veréis una vida extra a la que podréis acceder subiendo por la cinta transportadora que hay a su lado, y que yo que vosotros cogería. Más adelante, y tras sortear a más Cutting Wheel subidos a varias cintas transportadoras y a varios Screw Drivers, además de a unos pequeños resortes móviles llamados Gabyoall, llegaréis a una zona en la que un Sniper Joe os “dará la bienvenida”. Vosotros, que educados sois un rato, le “devolveréis la cortesía” a base de disparos. A la fiesta se unirán posteriormente unas tijeras móviles llamadas Super Cutter que no se pueden destruir pero sí congelar para que se estén quietecitas un rato (ejemejemiceslasherejem…), los ya citados Cutting Wheel y un siempre desesperante Big Eye, con sus saltos impredecibles y sus manías. No tengáis reparo en usar el arma de hielo por estos lares… Tras superar una nueva pantalla de cintas transportadoras repleta de estos molestos enemigos descritos anteriormente (sí, variedad de malos poquita, la verdad), la pelea final contra Cutman será cuestión de segundos.



                              



Bien, como os decía, este Cutman es un poco más duro de pelar que el anterior, ya que es mucho menos vulnerable a vuestros ataques y sus saltos no son tan largos como para pasar por debajo de él sin que os golpee en la caída. Además, usará la ya clásica tijera de su cabeza para remataros del todo, y lo hará con mucha más frecuencia de lo normal. Eliminarlo con el disparo normal es complicadillo, por lo que os recomiendo que equipéis el Fire Storm cuanto antes y le disparéis sin piedad. Unos cuantos impactos serán necesarios para mandarlo al cementerio de chatarras (desguace) y para apoderaros de su arma, el práctico Rolling Cutter. Ya queda menos para cumplir con la mitad de la misión, no vayáis a flaquear ahora.




                             




-  Elecman:  El robot electricista, como a mí me gusta llamarle (y que ya os explicaré por qué en la sección de curiosidades), no ha cambiado demasiado con respecto a su aparición en NES, por lo que sigue siendo tan peligroso como siempre. Pero luego os hablaré de él, luego. Ahora hay que hacer otras cosas igual de importantes, léase recorrer una fase con más peligro que un mandril con dos pistolas. Ámonosss…




                             



Tras pasar un ventilador de enorme potencia (tanta que os tira para atrás) y una serie de plataformas que aparecen y desaparecen sobre un foso lleno de pinchos (calculad la posición de cada una de ellas de modo que sepáis cuándo y dónde va a aparecer cada una), subid por la escalera. Seguid subiendo a la vez que evitáis las descargas eléctricas del suelo y de la pared hasta llegar a una zona donde parece que no hay salida. Esperad un par de segundos hasta que aparezcan nuevas plataformas de ésas que se volatilizan al cabo de unos instantes. Subid por ellas, siempre calculando cuándo aparecen y desaparecen, y alcanzad la escalera de la izquierda. Repetid esta misma operación un poco más arriba, esta vez teniendo cuidado con el ventilador de la izquierda. Tras pasar una habitación llena de Suzy y subir por una nueva escalera llegaréis al exterior de la fase. Avanzad hacia la derecha destruyendo a los Kaminari Goro que hay allí de modo que podáis subiros a sus plataformas flotantes, acción indispensable para atravesar el enorme barranco que separa un extremo de la pantalla de otro, donde se encuentra la escalera (recordad que en este juego no podréis echar mano del Rush Jet ni de ninguna de sus variantes). Arriba os espera otra habitación con unos cuantos Suzy, aparte de un barranco con pinchos que deberéis esquivar saltando sobre las dichosas plataformas que se volatilizan y subiendo por la escalera de la izquierda. Tras unas cuantas pantallas en las que deberéis tener cuidado, una vez más, con los pinchos, las descargas eléctricas, los Suzy de las narices, las plataformas que vienen y se van, la enésima presencia del Big Eye y la aparición por primera vez en el juego de los clásicos mineros de toda la vida, llegaréis a la morada de Elecman.



                       



Poco os puedo contar de este enemigo que no sepáis ya: a su destacable agilidad hay que sumarle sus dolorosas descargas eléctricas, que aunque no son tan mortíferas como las que lanzaba en la NES sí que siguen haciendo pupa de la buena. Lo mejor que podéis hacer es cargar el Rolling Cutter que obtuvisteis en la fase anterior y empezar a lanzarle tijeras a discreción.  Tres tijeretazos serán suficientes para desintegrarlo y obtener su poder: el potente Thunder Beam.



                                           




Una vez eliminados los 4 primeros Robomasters del juego, accederéis a la fortaleza de Wily. ¿Que dónde están los 4 Robomasters restantes? Pues dentro de la fortaleza de Wily, ¿o es que pensabais que me había olvidado de ellos? ¡Ayyy, hombres de poca fe y menos paciencia…!



           




-  Fase 5: Fortaleza de Wily (I):  Ahora que ya tenéis la plataforma Carry podréis alcanzar la vida extra que está arriba a la izquierda, al principio de la fase. Luego tiraos por el hueco del suelo y llegaréis a una habitación de ésas que están pobladas de Suzy uniojos, que a estas alturas no creo que os causen ya muchos problemas. Continuad bajando, y tras dejar atrás un Sniper Joe y un Big Eye  (recordad que a este último podréis congelarlo con el Ice Slasher cuando salte y rematarlo a continuación), llegaréis a una estrecha pantalla con Mole subiendo y bajando continuamente. Aquí os recomiendo que uséis el Thunder Beam, ya que con este arma los eliminaréis en un santiamén. Tras descender por una nueva pantalla en la que deberéis tener cuidado con los pinchos (la primera serie de “spikes” se encuentra en el centro, y la última a la derecha, por lo que os aconsejo que bajéis siempre por la izquierda), aterrizaréis en el ecuador de la fase, donde tendréis que hacer frente a enemigos ya de sobra conocidos, como Sniper Joe, los mineros, los Blader… y más pinchos. Más adelante pasaréis por una pantalla en la que hay dos cápsulas, una Gigante y otra Diamante. Si vais bien de energía no hace falta que las recojáis, ya que así os libraréis de sufrir una posible descarga eléctrica. Seguid adelante y, tras eliminar al Scworm que hay allí (con el Rolling Cutter acabaréis antes), usad la plataforma Carry para subir por la gran pared que os obstruye el paso. Abajo veréis una gran plataforma con 3 Cápsulas Diamante Gigantes que parecen a priori inaccesibles… hasta que os dais cuenta de que lleváis encima una plataforma llamada Carry que, no obstante, no hace ni 10 segundos que habéis utilizado. Tras una nueva bajada sorteando una nueva serie de pinchos, caeréis a una sala con un ventilador, que os empujará hacia las descargas eléctricas que se producen en el suelo. Tras sortear estos obstáculos y dejar atrás también a un Gabyoall (aunque siempre podréis mandarlo al otro barrio usando el Thunder Beam), bajaréis por el hueco de la derecha, llegando a una pantalla que os sorprenderá por la aparente ausencia de enemigos… hasta que aparece de la nada un Pipi y os arroja uno de sus molestos huevos con mini-pipis incorporados. Salid de allí lo más rápido que podáis y tiraos por el hueco de la izquierda. Tras pasar una nueva zona llena de Mole (remember, Thunder Beam) y bajar por una nueva pantalla con pinchos a ambos extremos (la vida de la izquierda la podréis conseguir usando, una vez más, la plataforma Carry), llegaréis al final de la fase, en la que observaréis los clásicos teletransportes que no faltan en ningún juego de Megaman. Parece que vais a tener que volver a enfrentaros a los Robomasters del principio…




                      



¡Pues no! Aquí radica la gran sorpresa del juego: estos teletransportes no os llevarán hacia Cutman y compañía, sino hacia los 4 Robomasters restantes, es decir, Quickman, Bubbleman, Flashman y Heatman. Una vez os hayáis recuperado del shock (lo sé, “ehto eeeh iiincreíiible”, como diría el Bisbal ése), deberéis eliminar a los 4 para seguir adelante. Éste es el orden que os recomiendo que sigáis:

 

 


-  Flashman (teletransporte inferior izquierdo):
  Usad el Ice Slasher.




                        

 

 


-  Quickman (teletransporte superior izquierdo):
  Utilizad el Time Stopper (que obtendréis tras vencer a Flashman) para quitarle media barra de energía y rematadlo con el disparo normal.




                        

 

 


-  Bubbleman (teletransporte superior derecho):
  El Quick Boomerang (que será vuestro tras derrotar a Quickman) es su debilidad, y no me refiero a que le encante este arma precisamente…




                       

 

 


-  Heatman (teletransporte inferior derecho):
  Las burbujas del Bubble Lead (que os pertenecerá al destruir a Bubbleman) le hacen una pupa considerable.



                       



Eliminados estos Robomasters, aparecerá un quinto teletransporte. En él se encuentra Enker, el primero de una serie de robots especiales que sólo aparecen en la saga de Game Boy y que reciben el nombre de Killers. Enker sólo es vulnerable al disparo normal, así que éste es el arma que deberéis usar contra él, a la vez que esquiváis los campos de fuerza que os arrojará con su lanza (cuanto más le disparéis mayor será el tamaño de estos campos) y pasáis por debajo de él cuando salte o saltáis cuando salga corriendo contra vosotros (por desgracia, sus movimientos son imprevisibles, así que a veces esquivarlos será más fruto del azar que otra cosa). Cuando hayáis acabado con él, conseguiréis un nuevo arma, el Mirror Buster, y pasaréis por fin a la fase siguiente, que por otra parte es ya la definitiva.



            


            




-  Fase 6: Fortaleza de Wily (II): Curiosa la base lunar en la que se desarrolla esta última fase. En el primer tramo de la misma os encontraréis con enemigos ya de sobra conocidos: Sniper Joe, los mineros, Screw Drivers, Gabyoall, descargas eléctricas y Scworm. Nada nuevo bajo el sol. Descendiendo por la siguiente pantalla llegaréis a una zona en la que un ventilador amenazará con tiraros por los huecos con pinchos del suelo. Avanzad hacia la izquierda a la vez que esquiváis la descarga eléctrica y tiraros por el agujero. La pantalla que viene a continuación también se las trae: deberéis ir subiendo de plataforma en plataforma con cuidado de no caeros al suelo, cubierto todo de pinchos. Esto no tendría mayor dificultad si no fuera porque las plataformas son las mismas que aparecían y desaparecían en la fase de Elecman, por lo que deberéis tener cuidado cuando saltéis de una a otra. Lo peor es que, tras pasar unas cuantas pantallas más habitadas por enemigos tales como los Pipi, los Big Eye y los Cutting Wheel, tendréis que volver a repetir esta misma operación una vez más, y esta vez las plataformas aparecerán en una posición distinta (mención especial a las que aparecen justo encima de las que estáis en ese momento, y a las que deberéis subiros justo antes de que aparezcan u os resultará casi imposible llegar hasta ellas). Si habéis conseguido salir con vida de aquí, la siguiente pantalla, en la que se encuentra un Sniper Joe esperando vuestra visita, os parecerá que está tirada. Pues tomad aire, porque la que viene a continuación es infernal: un tramo lleno de Cutting Wheel y Super Cutter merodeando de aquí para allá y unos cuantos barrancos entre plataforma y plataforma. Si no queréis ver cómo vuestra barra de energía desciende alarmantemente será mejor que llevéis equipado el Ice Slasher para dejar literalmente helados a estos molestos enemigos. Subid luego por la escalera que hay a la derecha y preparaos para tener que subir y bajar más escaleras, a la vez que evitáis que los Pipi lanzahuevos y las descargas eléctricas mermen vuestra maltrecha salud. Un consejo: ya que tenéis el Time Stopper en vuestro poder no lo dudéis ni un instante y utilizadlo en esta zona. Os ahorraréis muchos disgustos. Una vez arriba del todo, usad el Atomic Fire para conseguir la vida extra y la mini cápsula de energía que están encerradas entre dos muros de metal. Avanzad hacia la derecha hasta que veáis una cornisa sobresalir por arriba. Os recomiendo que echéis mano de la plataforma Carry y subáis por esa cornisa, ya que os llevará hasta un camino mucho más fácil de recorrer que el normal. De aquí en adelante, más enemigos conocidos, como los Changkey Makers, los Scworm, los Screw Drivers, los Super Cutter… Precisamente tras pasar a estos últimos llegaréis finalmente a la parte inferior de la fase (durante el descenso coged la vida extra que hay en un hueco a la derecha), donde se encuentra vuestro eterno némesis, el Dr. Wily.




                      



Para no perder la costumbre, el demente científico se enfrentará a vosotros subido en una nueva máquina de su invención, en este caso, una cabeza gigante que os recordará a la del propio Wily, con su bigote y todo. Lo primero que deberéis hacer es destruir la barbilla, teniendo especial cuidado con los Cutting Wheel que irán apareciendo por la izquierda. Por cierto, no os podéis ni hacer a la idea de lo sensible que es esa barbilla a las bolas de fuego gigantes…




                              



Una vez destruida la barbilla, Wily se dejará ver por primera vez en la parte superior de la cabeza y cambiará de táctica: ahora se dedicará a enviaros proyectiles con forma de puño a la vez que hace uso de una garra gigante con la que intentará dejaros p’al arrastre. Es hora de poner en funcionamiento el Mirror Buster que conseguisteis al vencer a Enker y hacer que esos proyectiles reboten sobre el campo de fuerza creado, esquivando a su vez a la amenazadora garra. Tras “devolver” unos cuantos proyectiles, la cabeza explotará, y Wily caerá, derrotado, a vuestro lado. Sí, el clásico ritual de arrodillarse y pedirle clemencia a Megaman también está presente en este juego, cómo no…



                      


           

 
  Hoy había 11 visitantes (79 clics a subpáginas) © backtonintendo.es.tl  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=