Back To Nintendo
  Walkthrough (7-9)
 


- FASE 7: La mejor fase del juego pero de largo. Acompañado de una melodía de fondo que define perfectamente la palabra "épica", Sparkster hará las veces de matamarcianos en perspectiva vertical destruyendo cohetes, láseres, cañones, naves y toda aquella máquina de guerra que se le ponga por delante. Cómo se nota que Konami, la reina de los shoot'em up, está detrás de todo esto...



 

 

 

 

Para atacar tenéis dos opciones: o bien vuestra inseparable espada, o bien una especie de protones que saldrán del cuerpo de Sparkster al pulsar el botón B. La espada es más mortífera, aunque los protones tienen un rango de alcance mayor.



 

 

Aunque también podréis usar ambos a la vez si queréis, jejejeje...



                          

 

Bueno, como la fase consiste principalmente en disparar contra todo lo que se mueva os dejo que la exploréis por vuestra cuenta y paso directamente al jefe, que vuelve a ser el plomazo de Axle Gear.



                          

 

- Jefe: Axle Gear (2). "Damas y fruteros, va a dar comienzo el combate del siglo. En la parte superior, con robot de guantes rojos y un ansia de poder tan remarcable como la cicatriz que tiene incrustada en la jeta... ¡AXLEE GEEAR! En la parte inferior, con robot de guantes azules y un sentido de la justicia más grande que la faja de Montserrat Caballé... ¡SSSSPARKSTEEEEER! ¿Quién ganará? ¡Pronto lo sabremos!....



                          

 

¡Comienza el primer asalto! Sparkster sale decidido a por la victoria y empieza a repartir estopa con los botones L y R. De vez en cuando le da por lanzar un proyectil con el botón Y que tiene como objetivo el cuerpo de su oponente. Desconozco si esta maniobra es legal, pero qué demonios, en el amor y en la guerra todo vale...



 

 

Gear reacciona embistiendo a su adversario y propinándole una serie de derechazos y directos a la barbilla que le dejarán K.O. en muy poco tiempo... a no ser que decida cubrirse manteniendo pulsados los botones L y R. Y eso mismo está haciendo el bueno de Sparkster.



 

 

Atención.... ¿¿qué veo?? ¡Después de un rato propinándole sopapos a mansalva, Sparkster ha destrozado los dos brazos del robot rival, dejando a Axle completamente indefenso! Es cuestión de tiempo que el innombrable villano caiga derrotado...



                         

 

¡Y así es, señores! Tras un gancho de izquierda demoledor, Sparkster hace pedazos el robot de Gear, que cae al vacío sin que nadie pueda evitarlo. Éste se va a pasar una larga temporada en el hospital, me parece a mí...



 

 

Y con esto despedimos la conexión desde el Espacio Arena. Muy buenas noches y hasta la próxima... si ha lugar".



                         







- FASE 8:
(NOTA: esta fase sólo está disponible a partir del nivel normal) Os encontráis en la base espacial del Generalissimo Lioness, por lo que estáis a un paso de terminar vuestra aventura. ¡Venga, un último esfuerzo!

 

El principio de este stage se caracteriza por presentar una serie de agujeros en el suelo en los que os tendréis que meter para evitar los misiles que vienen ininterrumpidamente por la derecha (agachaos cuando se acerque alguno). Cuidado con los lobos, que como ya sabréis son auténticos expertos en molestar y dar la lata.



                          

 

Luego, una sala llena de misiles desactivados con la presencia de más lobos y unos cuantos diamantes que os recomiendo recolectar, ya que conseguir alguna vida estando tan cerca de la meta se antoja fundamental para vuestra supervivencia. Continuad recto.



                          

 

Un poco más adelante llegaréis a una habitación en la que saldréis despedidos hacia arriba... junto a un lobo mecánico al que tendréis que darle una buena dosis de espadazos para poder continuar vuestro camino.



                          

 

Más peligros: lobos subidos a pajarracos mecánicos. Un espadazo será suficiente para mandarlos a paseo.



                          

 

¿Escorpiones mecánicos que lanzan descargas eléctricas? Este juego nunca deja de sorprendernos, ¿verdad? Pues nada, nada, a dar buena cuenta de ellos también (el cohete es más práctico que la espada en este caso).



                          

 

Continuad avanzando hasta que lleguéis a una gran sala con una enorme máquina en su interior. Para acabar con ella deberéis destruir los cuatro cristales azules de la parte superior, y ya os aviso que no va a ser fácil, ya que la máquina está rodeada por un campo de fuerza en forma de circulitos amarillos que deberéis ir destruyendo poco a poco. Por si esto no fuera suficiente, los cristales disparan de vez en cuando un pequeño láser azul, así que la cosa se complica. Olvidaos del cohete y usad la espada (es un método más lento, pero también más seguro). Una vez finiquitada, seguid recto.



 

 

Subid a la parte superior (recoged el trocito de manzana, la manzana entera y el racimo de plátano que hay pegados a la pared, amén de los diamantes) y caminad hacia la izquierda. Aquí os toparéis con una nueva amenaza: un cañón cuyos disparos rebotarán en los espejos que hay en el suelo y en el techo con el fin de impactar sobre vosotros. El truco está en destruir los espejos antes de que el cañón se ponga a tiro, ya que al hacerlo su rango de disparo se limitará sobremanera. Hay dos cañones más en la parte superior: el primero tendréis que fundirlo a cohetazos, ya que se encuentra antes que los espejos en lugar de después, mientras que con el segundo bastará con repetir la operación anteriormente descrita.



 

 

Poco después tendréis que subir con el cohete por un altísimo hueco en el que os estarán esperando más lobos armados hasta los dientes. Durante la subida, colocaos sobre las plataformas pegadas a la pared usando el desplazamiento lateral y desde allí tomad impulso.



 

 

Por cierto, en el último tramo tendréis que dar un salto y en el aire activar el cohete, ya que la distancia entre plataforma y plataforma es más amplia de lo normal.



 

 

Más lobos subidos a pajarracos serán vuestro último obstáculo antes de llegar a la guarida de Lioness, pero antes recolectad los numerosos diamantes que hallaréis por el extenso pasillo previo a la pelea final.



 

 

- Jefe: Generalissimo Lioness. Ahí está el malo malísimo, dispuesto a usar todo su poder diabólico con el propósito de que no subáis el último escalón que os queda para acabar el juego. Sus ataques son pocos, pero muy dañinos:



 

 

Por un lado, lanzará una serie de ondas poderosísimas que no se pueden destruir, aunque sí esquivar si os agacháis.



                           

 

Por otro, escupirá por la boca una extensa llamarada que os hará bastante pupa, así que sorteadla usando el cohete.



                          

 

Luego creará una especie de campo de fuerza que se irá cerrando poco a poco sobre vosotros. Para evitar ser dañados, colocaos de forma que ninguna de las dos barreras del campo os impacte.



 

 

Y finalmente, por si todo esto no funciona, intentará acorralaros en una esquina saltando poco a poco sobre vosotros. No dejéis que se salga con la suya.



                          

 

La táctica de ataque es clara: espadazos cuando se encuentre cerca de vuestro alcance y cohetazo cuando se encuentre lejos, y por supuesto estar siempre pendiente de sus movimientos.



 

 

Tras unos cuantos (muchos, mejor dicho) impactos, conseguiréis que el monstruo explote y se descubra su verdadera naturaleza..... será posible.... ¡si es un robot! Y lo que es peor, justo antes de irse al otro barrio ha activado un poderosísimo misil que amenaza con impactar sobre el planeta Elhorn si nadie lo impide. Tras rescatar a la princesa Flora y llevársela de la base, Sparkster pondrá rumbo al misil con el objetivo de neutralizarlo y así salvar su mundo. Bienvenidos a la fase 9, amigos: la definitiva.



 

 






- FASE 9:
(NOTA: esta fase sólo está disponible a partir del nivel difícil) La más corta de todas. Avanzando recto tendréis que neutralizar a unos cuantos lobos-robot que os saldrán al paso. Ya está. Lo siguiente que veréis será el jefe, el verdadero enemigo final del juego, el que manejaba los hilos desde la sombra, el auténtico capo de la milicia... señores consolegas, con todos ustedes, el Lobo Alien.



 

 

- Jefe (y enemigo final): Lobo Alien. Una cúpula gigante que se os puede atragantar muy fácilmente si no memorizáis sus ataques, y más teniendo en cuenta que estáis jugando en un nivel de dificultad considerable (como ya dije antes, esta fase sólo se puede juegar a partir del nivel difícil).

 

Su primer ataque consistirá en escupir unos cuantos espíritus de fuego con forma de lobos, y que tendréis que eliminar a espadazos antes de que ellos hagan lo propio con vosotros.



                          

 

El segundo se basa en lanzar minas de colores que explotarán a los pocos segundos de caer al suelo... o al impactar sobre vosotros. Para evitar esto último, colocaos en la esquina izquierda, como en la foto. Ah, por cierto, las minas se pueden destruir con la espada.



                          

 

Y el tercero consiste en lanzar un potentísimo láser por duplicado... o por triplicado, según cómo le pilléis. La altura es lo suficientemente grande como para que no os impacte, pero es que es precisamente en ese momento, en el limitado periodo de descanso que existe entre láser y láser, cuando deberéis atacar al alien con el cohete, por lo que tendréis que calcular el tiempo que pasa de uno a otro. Lo suyo sería ponerse en ese momento debajo del monstruo y atacar desde allí. Al menos las posibilidades de recibir daños serán menores.



 

 

Los ataques del alien se reproducen por el mismo orden casi de forma ininterrumpida, así que toca armarse de paciencia e intentar seguir los pasos anteriores, por muy lentos que se os puedan llegar a hacer. Siempre será mejor esto que atacar como un loco y durar menos en el combate que un Sugus en la puerta de una guardería. Además, la espera merecerá la pena, ya lo veréis.



                         







 
  Hoy había 13 visitantes (47 clics a subpáginas) © backtonintendo.es.tl  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=