Back To Nintendo
  Secuelas
 


Un juego tan exitoso como Donkey Kong Country no podía quedarse sin sus correspondientes secuelas, ni hablar de la peluca. Échemosles un breve vistazo, amigos y fieles seguidores de BTN:



- Donkey Kong Country 2:  Mucho más difícil que la primera parte, este juego presenta como protagonista a un viejo conocido, Diddy, el cual junto a su novia Dixie tratará de rescatar al bueno de Donkey, que en un descuido ha sido capturado por la tripulación de kremlings manejada por el despreciable Kaptain K. Rool. Repiten presencia el gruñón pero tronchante Cranky y el enrollao Funky, mientras que otros miembros del clan Kong, como la simpática ancianita Wrinkly y el feriante Swanky, se estrenan. Respecto a los animales amigos, veremos de nuevo a Rambi, Enguarde y Squawks (éste con mucho más protagonismo), mientras que se estrenan la serpiente Rattly, la araña Squitter, la foca Clapper y el pez linterna Glimmer. Aparecen nuevos objetos, como las monedas-plátano (para pagar a los miembros del clan por sus servicios), las monedas DK (para demostrarle a Cranky de qué pasta estamos hechos) y las Kremonedas (indispensables para acceder al mundo oculto).


Como decía, DKC 2 es bastante más difícil que DKC, haciendo que más de una vez nos desesperemos por no llegar con éxito a la meta o no encontrar el dichoso bonus de marras. Si tengo que ser sincero con vosotros, es quizá de los tres el que menos me incita a rejugarlo con frecuencia. Ojo, no digo que sea un mal juego, porque no lo es, sino que a mí personalmente me produce la incómoda sensación de que le falta algo, o quizá le sobra. Ni idea, pero siempre me deja un sabor agridulce en cada partida. Aun así, y repito, un muy buen juego que deberíais probar si no lo habéis hecho ya.  Nota:  8,75



 

 

 






- Donkey Kong Country 3:
  Mi favorito y quizá el mejor de los tres. En esta ocasión es Dixie la protagonista principal, y la que tratará de encontrar junto a su primo Kiddy a los extrañamente desaparecidos Donkey y Diddy. Todos los miembros del clan Kong que aparecieron en la segunda parte vuelven a estar presentes aquí. Aparecen en escena los hermanos Oso, con los que será necesario hacer una serie de intercambio de objetos para completar el juego en su totalidad. Repiten como animales amigos Enguarde, Squawks y Squitter, mientras que otros como la elefanta Ellie, la piraña Nibbla (que será nuestra amiga sólo cuando le convenga, todo hay que decirlo) y el pájaro Parry son nuevos en el plantel. Las monedas-plátano desaparecen (en su lugar encontraremos las monedas-oso), las Kremonedas son sustituidas por las monedas B, y sólo repiten las monedas DK, que en esta ocasión son custodiadas por un kremling llamado Koin al que tendremos que golpear por la espalda con un barril metálico para que la libere.


Bastante menos difícil que DKC 2 pero no mucho más fácil que DKC, esta tercera y última parte es la que más me ha gustado de todas. El acertadísimo mapa general (en el que podremos movernos por donde queramos, sin restricciones de ningún tipo), un argumento bastante menos lineal que sus antecesores (algunos mundos los podremos completar en el orden que nos dé la gana), un desarrollo de las fases para nada tedioso (fallo que le achaco a algunos niveles del DKC 2, que se me hacen bastante pesados a veces) y unos enemigos finales con la originalidad por bandera (tanto que para luchar contra algunos es necesario transformarse en un animal amigo) son algunos de mis argumentos para justificar mi predilección por este juego. Brillante, maravilloso, una joya que deberíais poseer si tenéis una SNES.  Nota:  9,25



 

 

 





P.D. Hasta el último minuto he estado meditando si comentar el DKC 1 o el DKC 3. Finalmente me he decantado por el primero por ser el pionero y por haber mostrado el camino a seguir, pero de buena gana hubiera escogido la aventura de Dixie. Al final la cabeza le ha ganado al corazón.





 
  Hoy había 11 visitantes (52 clics a subpáginas) © backtonintendo.es.tl  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=